domingo, 17 de noviembre de 2019

El Alea se convierte en el Kunic, primera parte.


Las primeras fotos que me llegan del Alea, aun en Grecia, no son muy esperanzadoras, se ve mucho descuido y un estado general muy dejado, como mas vale una imagen que mil palabras, ahí van unas cuantas.







 

 Pero verlo aun fue peor, suciedad y basura por todas partes, un olor penetrante a cadáver descompuesto que en mas de una ocasión nos hizo salir a la bañera dando arcadas, mas adelante descubrimos que venia de la bancada de encima del motor y de debajo de la nevera, posiblemente sangre seca de decenas de peces troceados allí, digo yo ...  una vez mas las imágenes hablan solas.


Foto de la derecha, cristal del horno, a la izquierda el soporte de la nevera


Foto de la izquierda:una bascula, a la derecha: la caja del achique automático de la cocina






Lo blanco que se ve encima de las baterías es sulfatacion

¿Y por donde empezar? pues dando el primer primer martillazo y quitando el primer tornillo.






Y poco a poco va saliendo la porquería y empieza a oler mejor.


Tornillos escondidos por completo, es todo un clásico, no hace falta construir así y sobre todo no es necesario pegar con epoxi o con Sika, si se quiere reforzar alguna zona atornillada basta la clásica cola blanca de carpintero y si optamos por Sika bastan unas gotas para reforzar la acción de los tornillos, si ponemos un cordón es imposible desmontar sin romper.




Para pasar cables y mangueras no hacer nunca lo que se ve en las fotos, tienen que ser orificios amplios por los que pasen varias mangueras con holgura.


lunes, 28 de octubre de 2019

El "Alea" de nuevo en Valencia

El destino no deja de ser curioso, después de once años de andar por el mundo el Alea vuelve a su puerto de origen, Valencia. Cuando inicio su vuelta al mundo desde Valencia, hace once años, puso rumbo al sur de Ceredeña y un temporal se los llevo a Argelia, once años después y haciendo rumbo directo desde el sur de Cerdeña a Valencia otro temporal casi los deja en Tunez.



El Alea pasa a llamarse Kunic.

domingo, 27 de octubre de 2019

Refit de un Sainte Marthe 39

He rescatado del móvil de mi mujer una serie de vídeos sobre la construcción del Prometeo II que ella hacia para enviárselos por Whasapp a Manu, armador del mismo, ni yo mismo conocía la mayoría de ellos, son muy cortos, de otra manera no se hubieran podido enviar, pero se ve muy bien como se fueron ganando centímetros y aprovechando al máximo el espacio disponible.

El derribo y las dificultades encontradas















Primer desafio: el baño

El frontal del baño tal como estaba


Buscando espacio para sacar un plato de ducha



Poco a poco se va consiguiendo



En el vídeo se puede apreciar de fondo el viento y el sonido de drizas golpeando los mástiles, fuera habían 35 nudos de viento.




Derecha, pruebas de estanqueidad del plato de ducha





Y desde el primer vídeo a este:


La cocina fue el siguiente desafio.

Este era el espacio disponible, antes ahí había una conejera




Aqui le digo a Manu:
¡Que suerte has tenido!
Decidió utilizar la cocina que ya llevaba el barco y se hizo el hueco a medida, pero cambio de idea y se pidio una nueva, pero a pesar de que suele ser una medida estándar, esta era medio centímetro mas ancha, hubo que lijar hasta la cabeza de los tornillos del basculante, pero el mayor temor que tenia es que si el espacio en el que iba alojada no estaba perfectamente escuadrado no bascularía, de ahí el comentario, realmente no se quien tuvo mas suerte, quizás los dos ...















Otros momentos:















Para el que no conozca  la historia:

sábado, 19 de octubre de 2019

Nuevas encimeras

En 1991 ya quería haber hecho las encimeras con Gresite, un poco tarde pero llego la hora, la excusa ha sido ganar un par de centímetros de altura en el desagüe de la pila del baño que estaba muy justo y a la mínima se atascaba y como había que romper la encimera de plástico, de perdidos al rió, y ya metidos en "obras" porque no la de la cocina, desde que hicimos la del Prometeo, Charo andaba presionando.

Os dejo un resumen del trabajo, coste del mismo y algún consejo. 


Desagüe antiguo que construí como pude roscando uno de plástico y a base de codos, se ve la diferencia de altura con el nuevo.


Antes de nada hay que dejar caer los paneles, piezas de 6 x 6 ladrillos enlazados por una maya, para ver de aprovechar el mayor numero de ellas enteras, claro que en un barco es difícil, solo pude poner una entera, el resto a recortar, el efecto estético es importante así que también hay que ver la manera de que quede lo mas escuadrado posible y cortar el menor numero posible de piezas.


Tal como hice en el Prometeo II pego los Gresites con Sika de obra, un par de gotas por unidad


 Se recorta muy bien con radial pequeña y disco para cortar ladrillos, hay que ponerse guantes y gafas de trabajo. Para taladrarlo se me occurrio probar con brocas de acero y se taladra muy bien, recuerdo que en el Prometeo II me dio muchos problemas la clásica broca de pared, fue mano de santo porque si los agujeros quedan muy cerca del canto del Gresite se rompen y con la broca de acero no.


Luego con cemento cola a rejuntar, yo lo hago con la mano, los profesionales usan plana pero en un barco la superficie es muy pequeña y los rincones son muchos. Hay que ponerse guantes de goma para protegerse las manos.


 A los 20 minutos de rejuntar hay que ir pasando una esponja humeda para ir retirando el sobrante y perfilando cantos y demás, esta operación hay que ir repitiéndola hasta que no quede resto de cemento sobre el Gresite, si se deja secar luego es muy difícil sacarlo.


 El Sika de obra, que uso prácticamente para todo, incluso para alguna cosa no muy comprometida en exteriores, cuesta tres veces menos que el náutico, a su lado el cemento cola y en la foto de la derecha el sellador que se da para el Gresite que he usado que es muy poroso y que le da un acabado que llaman de efecto mojado.


 Tapa de la nevera ya terminada



Y a falta de algún pequeño detalle todo terminado.

Los costes:

Sika 6,45€
Selladora 11,98€
Cemento cola 6,99€
Gresites del baño 32,16€
Gresites de la cocina 57.00€

La primera encimera se quito después de los años de charter, tenia mil cortes, por mas que se ponían tablas de cortar y se avisaba era misión imposible


Despues vino esta, también de imitación en plástico, dio un buen resultado, pero también tenia sus cortes, ya no hacíamos chárter pero los invitados por mas que avisabas nos dejaron algún recuerdo.


Quedaba pendiente el tirador para la puerta de la nevera y finalmente ha sido otra bisagra, cualquier otro me llevaba a hacer un puente térmico pues todos se atornillaban por dentro y los que se atornillaban por fuera sobresalían demasiado, mas a mas ya tenia la bisagra, le he añadido un cabito para poder cogerla mejor.