miércoles, 16 de enero de 2013

Instalación eléctrica en veleros metálicos


En una época en la que la demanda de electricidad va en aumento y el número de equipos abordo es cada vez mayor debemos poner el máximo cuidado en la instalación eléctrica,  si ya la tenemos y vamos añadiendo equipos, a la par iremos reforzando líneas, aumentando el parque de baterías y los elementos de carga.


Cuadro modular con disyuntores mono polares que instale el año pasado en mi barco
En un velero metálico llevaremos especial cuidado con el aislamiento de la instalación con respecto al casco, sobre todo si es de aluminio, si es acero y seguimos las recomendaciones del de aluminio nos garantizamos un aislamiento total, si ya tenemos un barco de acero y algunas cosas no las podemos cambiar, al menos podemos mejorarlas.
Hay dos caminos totalmente diferentes, aislamiento total (casco eléctricamente neutro) o masas a casco, solo hablare del primero, es el que conozco y el que hace casi todo el mundo, nunca vi un barco con negativos a casco y aunque en teoría sería posible dudo que en la práctica funcionase.
Muy relacionado con la instalación eléctrica y la electrolisis es la colocación de ánodos y distintos metales tanto dentro como fuera del casco, pero hablare de ello en un segundo artículo. 
Lo imprescindible para un casco de aluminio, por lo tanto muy bueno para un casco de acero:
-          Instalación bipolar, cada equipo es alimentado por un cable con positivo y negativo y los extremos de dicho cable están estañados, de modo que ningún hilo de cobre salga de la conexión.
-          Cuadro eléctrico con disyuntores bipolares.
-          Montar en testigo de fugas.
-          Motor aislado eléctricamente, todas las marcas ofrecen este extra, todos los elementos eléctricos del motor llevan positivo y negativo, el motor nunca hace de negativo ni de tierra.
-          Desconectador de negativo y de positivo para el motor, si camuflamos un poco el de negativo de paso tenemos un antirrobo.
-          Cableado del tipo aislado o popularmente conocido como “manguera” procurando llevarlo por laterales y techos, evitando los fondos.
-          Baterías en cajas estancas para evitar que el ácido pueda caer sobre la chapa.
-          EL CASCO NUNCA HARA DE CONDUCTOR ACTIVO
-          Siempre que no estemos abordo desconectamos todo, tomas de muelle también.

Nota – Es prácticamente imposible no detectar diferencia de potencial en un barco metálico, lo importante es la intensidad, 0,06 ah estaría dentro de lo aceptable, 0,03 ojo y 0,1 amperio no es aceptable.

Disyuntores bipolares y mono polares

Lo mínimo necesario en un barco de acero naval:
-          Desconectador de positivo y negativo para el motor, solo tendremos negativo en el casco cuando naveguemos a motor, la experiencia dice que es perfectamente soportable, yo mismo lo tuve así los primeros quince años, hasta que cambie el motor y ya lo puse asilado, es posible que alguna parte del motor que sea de fundición, como el codo de escape sufra de electrolisis.
-          Ninguna masa a casco, la de la BLU se hace necesaria ya que sería una lástima desperdiciar la excelente tierra que proporciona un casco de acero, en este caso le pondremos un desconectador y solo la activaremos cuando vayamos a usar la emisora, se puede poner en la mecha del timón o cualquier punto del casco, siempre que le quitemos la pintura, por ejemplo una cartela de una cuaderna, la taladramos y atornillamos el terminal de la masa. Si nuestro acoplador automatico no los lleva podemos instalar unos condensadores a la salida de tierra del mismo, evitaremos el paso de la corriente continua y solo pasara la HF. 
-          EL CASCO NUNCA HARA DE CONDUCTOR ACTIVO
-          Siempre que no estemos abordo todo estará desconectado, incluido la toma de pantalán.
Un sistema sencillo y barato, sobre todo para los que no sepan cómo manejar un tester, pinchamos el borne positivo de la batería y el casco, si el filamento no se enciende o apenas se pone incandescente vamos bien, si la bombilla se ilumina con toda su intensidad tenemos problemas.
Haremos lo mismo invirtiendo, tocaremos el borne negativo de la batería y el casco, si se encendiera tendríamos positivo en el casco, lo peor que podría ocurrir.



La BLU trae de cabeza a mucha gente, me tome la libertad de consultar a Rafael del Castillo, conocido por su Rueda de los Navegantes y por haber instalado cientos de equipos en otros tantos barcos de todo tipo, esta es su opinión:

-          Hola Enrique. Gracias por tu consulta. Efectivamente un barco de acero, ni de fibra. no necesita placa porosa, es peor, pues como bien dices es seguro que habrá electrolisis. En fibra yo tengo la masa a la parte delantera del motor, NUNCA A LA TRASERA O CAJA que está aislada de la parte delantera por una junta especial de plástico, además ya te lo advierten las casas  que fabrican los motores que ahí masas ni de coña. Lo del disyuntor está muy bien, pero como hoy en día los acopladores automáticos vienen con un condensador en la salida de masa, no es necesario por tanto el disyuntor, pero si lo tienes mejor. En cualquier caso si no tuviera nada de lo apuntado, la corrosión sería pequeñísima y puede ser que al cabo de 20 años se notara mínimamente algo.
        A tu entera disposición

Toma de tierra en mi barco de la BLU

Es muy importante que todos los cables tengan la sección y protección adecuadas. Esta formulita es sencilla y nos ayudara a ello, yo no pondría más de un 0,5 de caída de tensión para 12 v y una vez hallada la sección redondearía por arriba.
Aquí tenéis una calculadora que he encontrado en internet:
 2 * L * I / 56 * %

L longitud del conductor ( lo que mide en metros un solo conductor )
I amperios que van a pasar por el conductor
56 es un constante ( para el cobre 56 ,aluminio 35 )
% es el porcentaje de caída de tensión admisible ( el 1%, 3% , 5% del voltaje del sistema 12 , 24 voltios )

Longitud 10 metros
Amperios 17.6
Cobre 56
un 3% de caída admitida que a 24 voltios son 0.72v


Todo lo expuesto lo he probado cual cobaya, como hace Fernando Sánchez Drago con todas las pócimas que recomienda, no tengo ninguna formación académica, solo conocimientos adquiridos de forma autodidacta y la experiencia de estar tratando estos temas en la practica desde hace casi veinticinco años, sin embargo sí  he realizado unos “Masters” impagables, he podido aprender y debatir estos y otros temas con: El Sº Fricaud, dueño de astilleros Meta, pionero en la construcción de veleros de acero allá por los años 60, con Gilbert Caroff, ingeniero de prestigio que lleva 35 años en el diseño de veleros metálicos y por ultimo pero no menos importante con Michel Joubert, del gabinete “Joubert-Nivelt” también pioneros en el diseño y construcción de veleros metálicos.
Fuentes de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario