martes, 10 de diciembre de 2013

lunes, 22 de julio de 2013

Antideslizantes en cubierta


La cubierta del Simbad siempre estuvo pintada, usaba la Interdeck de International, nunca fue una buena solución paro si la más barata, la adherencia era buena solo durante unas pocas semanas, a partir de ahí y sobre todo en mojado dejaba bastante que desear, solía pintarla una vez al año, pero cada vez se me hacía más pesado por lo que decidí colocar una cubierta a base de placas, tipo TBS o Treadmaster, me decante por el TBS por su precio, sensiblemente inferior, lo barato suele salir caro y esta no fue la excepción que confirma la regla.



A los dos años de su colocación ya mostraba signos de deterioro importantes, se decoloraba rápidamente y las micro esferas se desprendían a diario,  quitarla y poner otra, ni me apetecía ni podía pagármela ahora mismo, solución: pintarla, pero ¿Con que pintura? ¿Cómo aguantaría? No encontré ninguna información ni a nadie que ya lo hubiera hecho.


El “Simbad” parecía que tenía colocado TBS de color amarillo ¡Originalmente era gris perla!


La diferencia, el TBS deteriorado y el pintado, a la vez la pintura me servía para sellar las micro esferas, ya no seguirían desprendiéndose.


 Lo más prudente me pareció hacer unas pruebas, conservaba retales de TBS así que decidí pintar un par de ellos, uno con Poliuretano mono componente, el mismo que llevo usando para el resto del barco durante años, Titan alto brillo, eso sí, con un tinte para darle el mismo color “Gris perla” que originalmente tenía el TBS, la segunda prueba la hice con un epoxi, mi mayor temor era que la pintura cubriese las micro esferas total o parcialmente y con ello perdiera la adherencia, no fue así, incluso aún podría volver a pintar una segunda vez,  las deje unos meses en cubierta y procuraba maltratarlas lo más posible, ambas pinturas permanecieron inalterables, lo que me decidió a pintar la cubierta entera, finalmente lo hice con el poliuretano mono componente, quizás fuera más blando y más fácil de aplicar.


El resultado, de momento es espectacular, tengo cubierta al menos para otros tres o cuatro años, cuando se cieguen las micro esferas lo que haré es pintar otra vez con el Interdeck de International que ya lleva arenilla mezclada, mantendré las placas, ya que dan un muy buen aislamiento térmico y definen la cubierta ¡Para que quitarlas!


El “Tamata” velero de 50 pies que tuve hace unos años, cuando lo compramos llevaba el Treadmaster, el barco ya llevaba millas a cuestas, un Atlantico, un Mediterráneo… nosotros lo charteamos un par de años, luego lo vendimos, se volvió a vender… y sigue con su Treadmaster, producto del todo recomendable, eso sí, es caro ¡Cómo no!





Treadmaster en los escalones de mi barco, este barco se usa casi a diario, magnifico resultado.


TBS 21






Otra pintura interesante, pero carisima.
http://www.kiwigrip.es/es/

 

Y para aquellos que les gusta la teka, en un velero de acero esta terminantemente prohibido  atornillarla, este es el mal menor.

http://www.treadmaster.co.uk/teak.html


Treadmaster TK Installed Treadmaster TK Custom deck kits



jueves, 17 de enero de 2013

Apuntes sobre la electrolisis en veleros metálicos




La electrolisis o par galvánico es la corrosión propia de los metales, la puesta a masa de un motor o aparato eléctrico se suma al par galvánico y destruye con más rapidez el metal “Anodo” perdemos material y creamos una corriente eléctrica, tenemos un pila, también se puede crear por un ataque acido.

La corrosión electrolítica es la peor de todas porque es muy rápida y se produce cuando existe una corriente eléctrica exterior debido a cualquier derivación producida por un cable mal aislado o un mal aislamiento de la toma de corriente del muelle. 

Todos los materiales se deben de proteger con pinturas, el aluminio, como el inoxidable, tienen la facultad de protegerse a sí mismos con su propio oxido, por lo tanto podremos dejar sin pintar las obras muertas, ya lo habréis visto en la mayoría de veleros de aluminio, tomaremos la precaución de lijar en círculos para igualar las oxidaciones del aluminio pues no oxida exactamente igual en toda su superficie.
El agua de mar es un excelente electrolito, como el ácido en una batería, los demás metales pueden atacar al aluminio que esta el más bajo en la escala de los potenciales y se convierte en ánodo, el otro metal será el cátodo; cobre, plomo, bronce e inox los mantendremos lejos y evitaremos las fugas eléctricas que aumentaran este efecto.
En un casco de aluminio el Zinc será el ánodo y el casco el cátodo, en uno de acero el aluminio seria el ánodo y el casco de acero el cátodo, el papel de ánodo o cátodo se toma según con quien te emparejes.
Tal como recomendé en mi anterior artículo sobre la electricidad, si tratamos nuestro velero de acero como si se tratase de aluminio, con alguna excepción particular del aluminio, estaremos muy bien protegidos.


El casco metálico, sufre ataques de todo tipo, químicos y eléctricos, sobre todo en la línea de flotación, diez centímetros arriba y abajo, aproximadamente, que además está más oxigenada y ese oxigeno facilita la oxidación, pero si seguimos estos consejos, estaremos protegidos y además no nos costara mucho dinero.
Imprescindible en casco de aluminio:
-          Cuando estemos amarrados pondremos ánodos de calidad colgando de los costados, ojo a la conductividad del mismo, si los colgamos de los candeleros estos deberían de estar aislados y no haremos nada, busca zonas de buen contacto.
-          Los limpiaremos una vez al mes para quitarles el fouling y otros parásitos.
-          Desoxidaremos los contactos entre el cable y el casco cada dos meses y verificaremos la resistencia “0” entre el Zinc y el Aluminio.
-          En puerto tendremos cortados con bipolares todos los circuitos de riesgo, motor y luces exteriores sobre todo.
-          Usaremos anti-fouling anódicos, como el Zinc o en su defecto neutros, como los biocidas, cuidado con algunos anti-foulings para aluminio que llevan cobre, al ser catódicos hay que tomar precauciones especiales, como poner una capa aislante, por ejemplo una brea vinílica.
-          Cuidado donde amarramos el barco, nada de fingers de hierro, ojo con los puertos muy cerrados, los residuos del anti-fouling de los barcos de fibra nos va afectar y observemos también si en nuestros alrededores hay construcciones metálicas sumergidas, pilones de acero etc..



                                   Podemos observar el lijado del óxido de aluminio.


Observaremos:
-          Hélice de aluminio.
-          Pasa cascos y llaves de fondo de plástico, a menos que estén sobre tubo de aluminio y a 20 cm sobre la flotación a plena carga, sobre el de la toma de agua del motor, la columna de agua es conductora.
-          Nada de prensa estopa y casquillos de bronce, casquillos fenólicos.
-          Montar la carpintería interior que vaya a cuadernas con tornillería o remaches de aluminio 
-          Tanques de agua de aluminio o plástico.
-          Bulones de los tensores de la jarcia asilados con casquillos de teflón.
-          Balcones mejor de aluminio, si son de inox los aislaremos igualmente con casquillos de teflón.

Tomas y desagües por encima de flotación en el Simbad, ojo con no hacer sifones, la toma del motor se debe hacer imperativamente en el fondo, no todas las bombas de agua salada son auto aspirantes

El barco de acero nos permite relajarnos un poco más, en cuanto a patentes y pinturas:
-          La parte más importante y en la que no hay que escatimar en nada, de lo que hagamos aquí dependerá la vida del barco de acero ¡y la nuestra! la diferencia entre pasarnos la vida con la radial y el pincel o llevar un mantenimiento poco más costoso que el de un barco de fibra. Se nos presentan dos opciones, el galvanizado en frio y el tratamiento con epoxi, veamos el primero, imperativo el chorreado exterior grado 2-2,5, tratamiento muy costoso en mano de obra, la pintura, silicato inorgánico de zinc base agua, muy parecido en precio al epoxi, muy recomendable el Meta-Grip, fabricado por astilleros Meta en Francia, constructor del mítico  Joshua de Moitessier http://www.meta-chantier-naval.fr/web/  se usa solo para el exterior, es indestructible, de hecho entre mano y mano hay que lijarlo con máquina, siempre lijaremos con lijas que no dejen residuos metálicos, además de la excelente protección ante golpes y demás abrasiones nos convierte el barco en un enorme ánodo de zinc, protegiéndonos contra la electrolisis, este mismo tratamiento se emplea para proteger los barcos fabricados en Strongall y algunos de aluminio, después daremos una capa de enlace (Internacional ) con la pintura de acabado final, nos valdrá cualquier poliuretano.


El Simbad con el silicato de Zinc a falta de su lijado y pasivado a ph neutro, se pueden ver las sales que expulsa
-          En obra viva se usaran patentes sin cobre u otros metales, antes de darla, hayamos empleado el sistema que fuese, se dará una o dos manos de brea, puede ser epoxi o vinílica, aconsejo esta última, en el futuro cada vez que se saque el barco a seco para dar patente habrá que dar al menos una mano y la vinílica es muy fácil de aplicar, aconsejo la “Intertuf” de Internacional
-          No creo que encontremos estructuras o pontones en oro o platino así que el tema de los puertos lo tenemos más fácil, pero sí que hay que vigilar la agresión química, valdría con nuestros ánodos, siempre que llevemos los suficientes y estén limpios y enteros.
-          Evitaremos los pasa cascos en bronce en la flotación, podemos ponerlos sin ningún problema sobre tubos soldados por encima de flotación, asi además podemos cambiarlos con el barco a flote.
-          Sí que estamos expuestos a las agresiones químicas externas, a las corrientes estáticas y fantasmas.
        
Atención a los cascos en formas, si se han curvado con dobladora los metales pierden propiedades y se crean diferencias de potencial entre puntos del mismo metal y es más fácil que se produzcan roturas y electrolisis.
Es conveniente aislar la base del mástil, normalmente de fundición de aluminio, de la cubierta de un barco de acero, así como los marcos de las escotillas y portillos.




Situacion de los anodos en el "Simbad" importante proteger las zonas donde transcurran corrientes de agua extraordinarias y concentracion de produtos quimicos, cocina, baño y zonas donde existan metales distintos, ejes, helices, inoxidables etc


miércoles, 16 de enero de 2013

Instalación eléctrica en veleros metálicos


En una época en la que la demanda de electricidad va en aumento y el número de equipos abordo es cada vez mayor debemos poner el máximo cuidado en la instalación eléctrica,  si ya la tenemos y vamos añadiendo equipos, a la par iremos reforzando líneas, aumentando el parque de baterías y los elementos de carga.


Cuadro modular con disyuntores mono polares que instale el año pasado en mi barco
En un velero metálico llevaremos especial cuidado con el aislamiento de la instalación con respecto al casco, sobre todo si es de aluminio, si es acero y seguimos las recomendaciones del de aluminio nos garantizamos un aislamiento total, si ya tenemos un barco de acero y algunas cosas no las podemos cambiar, al menos podemos mejorarlas.
Hay dos caminos totalmente diferentes, aislamiento total (casco eléctricamente neutro) o masas a casco, solo hablare del primero, es el que conozco y el que hace casi todo el mundo, nunca vi un barco con negativos a casco y aunque en teoría sería posible dudo que en la práctica funcionase.
Muy relacionado con la instalación eléctrica y la electrolisis es la colocación de ánodos y distintos metales tanto dentro como fuera del casco, pero hablare de ello en un segundo artículo. 
Lo imprescindible para un casco de aluminio, por lo tanto muy bueno para un casco de acero:
-          Instalación bipolar, cada equipo es alimentado por un cable con positivo y negativo y los extremos de dicho cable están estañados, de modo que ningún hilo de cobre salga de la conexión.
-          Cuadro eléctrico con disyuntores bipolares.
-          Montar en testigo de fugas.
-          Motor aislado eléctricamente, todas las marcas ofrecen este extra, todos los elementos eléctricos del motor llevan positivo y negativo, el motor nunca hace de negativo ni de tierra.
-          Desconectador de negativo y de positivo para el motor, si camuflamos un poco el de negativo de paso tenemos un antirrobo.
-          Cableado del tipo aislado o popularmente conocido como “manguera” procurando llevarlo por laterales y techos, evitando los fondos.
-          Baterías en cajas estancas para evitar que el ácido pueda caer sobre la chapa.
-          EL CASCO NUNCA HARA DE CONDUCTOR ACTIVO
-          Siempre que no estemos abordo desconectamos todo, tomas de muelle también.

Nota – Es prácticamente imposible no detectar diferencia de potencial en un barco metálico, lo importante es la intensidad, 0,06 ah estaría dentro de lo aceptable, 0,03 ojo y 0,1 amperio no es aceptable.

Disyuntores bipolares y mono polares

Lo mínimo necesario en un barco de acero naval:
-          Desconectador de positivo y negativo para el motor, solo tendremos negativo en el casco cuando naveguemos a motor, la experiencia dice que es perfectamente soportable, yo mismo lo tuve así los primeros quince años, hasta que cambie el motor y ya lo puse asilado, es posible que alguna parte del motor que sea de fundición, como el codo de escape sufra de electrolisis.
-          Ninguna masa a casco, la de la BLU se hace necesaria ya que sería una lástima desperdiciar la excelente tierra que proporciona un casco de acero, en este caso le pondremos un desconectador y solo la activaremos cuando vayamos a usar la emisora, se puede poner en la mecha del timón o cualquier punto del casco, siempre que le quitemos la pintura, por ejemplo una cartela de una cuaderna, la taladramos y atornillamos el terminal de la masa. Si nuestro acoplador automatico no los lleva podemos instalar unos condensadores a la salida de tierra del mismo, evitaremos el paso de la corriente continua y solo pasara la HF. 
-          EL CASCO NUNCA HARA DE CONDUCTOR ACTIVO
-          Siempre que no estemos abordo todo estará desconectado, incluido la toma de pantalán.
Un sistema sencillo y barato, sobre todo para los que no sepan cómo manejar un tester, pinchamos el borne positivo de la batería y el casco, si el filamento no se enciende o apenas se pone incandescente vamos bien, si la bombilla se ilumina con toda su intensidad tenemos problemas.
Haremos lo mismo invirtiendo, tocaremos el borne negativo de la batería y el casco, si se encendiera tendríamos positivo en el casco, lo peor que podría ocurrir.



La BLU trae de cabeza a mucha gente, me tome la libertad de consultar a Rafael del Castillo, conocido por su Rueda de los Navegantes y por haber instalado cientos de equipos en otros tantos barcos de todo tipo, esta es su opinión:

-          Hola Enrique. Gracias por tu consulta. Efectivamente un barco de acero, ni de fibra. no necesita placa porosa, es peor, pues como bien dices es seguro que habrá electrolisis. En fibra yo tengo la masa a la parte delantera del motor, NUNCA A LA TRASERA O CAJA que está aislada de la parte delantera por una junta especial de plástico, además ya te lo advierten las casas  que fabrican los motores que ahí masas ni de coña. Lo del disyuntor está muy bien, pero como hoy en día los acopladores automáticos vienen con un condensador en la salida de masa, no es necesario por tanto el disyuntor, pero si lo tienes mejor. En cualquier caso si no tuviera nada de lo apuntado, la corrosión sería pequeñísima y puede ser que al cabo de 20 años se notara mínimamente algo.
        A tu entera disposición

Toma de tierra en mi barco de la BLU

Es muy importante que todos los cables tengan la sección y protección adecuadas. Esta formulita es sencilla y nos ayudara a ello, yo no pondría más de un 0,5 de caída de tensión para 12 v y una vez hallada la sección redondearía por arriba.
Aquí tenéis una calculadora que he encontrado en internet:
 2 * L * I / 56 * %

L longitud del conductor ( lo que mide en metros un solo conductor )
I amperios que van a pasar por el conductor
56 es un constante ( para el cobre 56 ,aluminio 35 )
% es el porcentaje de caída de tensión admisible ( el 1%, 3% , 5% del voltaje del sistema 12 , 24 voltios )

Longitud 10 metros
Amperios 17.6
Cobre 56
un 3% de caída admitida que a 24 voltios son 0.72v


Todo lo expuesto lo he probado cual cobaya, como hace Fernando Sánchez Drago con todas las pócimas que recomienda, no tengo ninguna formación académica, solo conocimientos adquiridos de forma autodidacta y la experiencia de estar tratando estos temas en la practica desde hace casi veinticinco años, sin embargo sí  he realizado unos “Masters” impagables, he podido aprender y debatir estos y otros temas con: El Sº Fricaud, dueño de astilleros Meta, pionero en la construcción de veleros de acero allá por los años 60, con Gilbert Caroff, ingeniero de prestigio que lleva 35 años en el diseño de veleros metálicos y por ultimo pero no menos importante con Michel Joubert, del gabinete “Joubert-Nivelt” también pioneros en el diseño y construcción de veleros metálicos.
Fuentes de interés: